Desde el inicio del proceso electoral 2018, cuyo arranque formal fue el 8 de septiembre pasado, han sido asesinados 25 políticos a nivel municipal y regional, de acuerdo a un conteo del HuffPost.

De los políticos asesinados de septiembre a la fecha, nueve eran del PRD y otros nueve del PRI, dos de Movimiento Ciudadano (MC), dos de Morena, uno del PAN, uno de PT, uno de Nuevo Alianza (NA) y otro más del Partido de los Pobres de Guerrero.

La cifra de asesinatos políticos ya supera los 21 homicidios registrados durante el proceso electoral de 2015, el cual era considerado como el proceso electoral más judicializado y violento en lo que va del siglo, de acuerdo con datos de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Esto sin contar la muerte de Martha Reyes, simpatizante de Morena, quien murió de hipertensión luego de ser internada en el hospital tras las agresiones de un grupo de presuntos perredistas contra simpatizantes de Morena en Coyoacán, durante un mitin de la candidata a la jefatura de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.