Reviven a Leticia Perlasca

Al parecer el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene muy poca gente valiosa. Esto lo decimos porque en los puestos de privilegio siempre coloca a los mismos, gente que no merece el lugar que les proponen. Tal es el caso de Héctor Yunes Landa, quien es repudiado por la clase priista de a pie, esos que les ayudan a ganar las elecciones. Otro caso es el de Anilú Íngram, una mujer que fue diputada en los tiempos de Javier Duarte, quien la hizo presidenta de la Mesa Directiva en el Congreso Local

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visitas: 1500